Descubierta una lobera en Valverde que podría ser la única que queda en Extremadura

El Ayuntamiento de Valverde de La Vera está tramitando la solicitud de Declaración de Bien de Interés Etnológico de una posible lobera situada en el término municipal, en una finca particular. La construcción, que es una trampa para lobos, ha sido descubierta por un vecino del pueblo. De certificarse su valor etnográfico sería la única en la Comunidad de Extremadura y la que se encuentra más al sur de la Península Ibérica.

La lobera descubierta en Valverde es una construcción circular de piedra con dos paredes divergentes (embudo) de influencia constructiva galaico-portuguesa (foso circular). El estado de conservación del foso es excepcional, manteniendo, incluso, las piedras señeras del remate superior y los peldaños adosados en un lateral.

No sucede lo mismo con las paredes divergentes, de las que apenas se conservan en razonable estado los últimos 35 metros de ambas y habiendo sufrido el expolio de las piedras del remate final.

Desde hace mucho tiempo, la construcción ha tenido uso ganadero, esencialmente a modo de corral. Últimamente, a juzgar por los surcos, se ha estado utilizando el foso como suelo agrícola.

Las batidas de lobos

Una lobera es una trampa que a lo largo de la historia ha sido un recurso muy utilizado por los humanos para intentar preservar los ganados ante un enemigo tan poderoso como es el lobo. Estas construcciones surgieron entre los siglos XV y XVI, en sociedades eminentemente agrícolas y ganaderas donde el lobo tenia un fuerte impacto. Generaron, además, el fenómeno de las batidas de lobos, verdaderos acontecimientos sociales en los que participaban 200 o 400 personas. De hecho el éxito de la trampa residía en la compenetración de todos los participantes (ya que
cualquier desajuste podría crear huecos de escape). Por otra parte, las batidas se regían por ordenanzas municipales que incluía jerarquía de mando, funciones, comunicaciones y penalizaciones. En la Península Ibérica han permanecido activas hasta finales del siglo XIX cuando los venenos y las escopetas cobraron protagonismo en la lucha contra el lobo.

Por otra parte, dejar claro que al encontrase la construcción e una propiedad privada no es posible la visita.

5 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s