Manuel Trinidad, el antropólogo que quiere dar vida a los extremeños que emigraron a Hawái

El antropólogo extremeño Manuel Trinidad está empeñado en rescatar del olvido las vidas de los extremeños que a principios del siglo XX decidieron emigrar a Hawái para trabajar en la caña de azúcar y tener una vida mejor. Una historia apasionante que nos relata en esta larga, pero entretenida, entrevista que realizamos en el Parador de Jarandilla.

Manuel Trinidad es bibliotecario en la Facultad de Derecho de Cáceres, es licenciado en Antropología Social y Cultural así como diplomado en Gestión y Administración Pública. Pero, si por algo es conocido Manuel Trinidad en Extremadura es por su dedicación apasionada a la divulgación de las costumbres y la cultura extremeñas. Uno de sus proyectos más conocidos es la Biblioteca Virtual Extremeña, que puso en marcha hace más de 20 años. Pero lo que más nos interesa ahora es su última iniciativa, la Asociación Club Universo Extremeño y la fantástica aventura de dar vida a esos vecinos olvidados que un buen día decidieron poner rumbo a Hawái. Cabe resaltar que esta iniciativa será, en breve, una línea de investigación oficial de la Universidad de Extremadura.

¿Cómo comienza tu interés por los extremeños emigrantes en Hawái?

Manuel Trinidad

“En verano de 2020, durante el confinamiento, vi una noticia sobre una exposición de emigrantes españoles a EE.UU. La representación extremeña era un baúl de unos emigrantes que fueron a Hawái, Isidra Solís y Diego Barquilla, y volvieron. A su vuelta, esa pareja fundó en Trujillo el Mesón La Troya. A mí me llamó mucho la atención que solo hubiera esa pequeña representación de esta tierra. Eso era imposible, además teniendo en cuenta la tradición emigrante de la región. Comencé a investigar y finalmente contacté con una página de españoles en Hawái. Ellos me enviaron un listado con más de 600 extremeños que entre 1912 y 1913 se embarcaron en el puerto de Gibraltar rumbo a un destino desconocido, unos a más de 25.000 Km, a las islas Hawái y otros a Brasil”.

La exposición “Emigrantes invisibles. Españoles en EE UU 1868-1945” se celebró a comienzos de 2020 en el Centro Cultural Conde Duque de Madrid. Una muestra organizada por el catedrático de la Universidad de Nueva York, James D. Fernández y el cineasta y periodista Luis Argeo. Ambos llevan más de una década investigando la historia, casi desconocida, de los emigrantes españoles a Estados Unidos en el siglo XX.

¿Cómo llegó el baúl de La Troya a la exposición

“El autor de la exposición, Jame Fernández, vino ex profeso a Trujillo porque le llamó Elena Barquilla. De forma casual, Elena encontró en su casa un baúl olvidado que vino de EE.UU. Es un tesoro. Esta pareja de trujillanos que volvió es de los pocos casos de extremeños que prosperaron y volvieron. Un emigrante no vuelve si no ha prosperado. Fue una emigración que en general no triunfó”.

Entonces ¿hay una cifra concreta de extremeños que se fueron a Hawái?

“Por un lado están las listas oficiales de los barcos, que según esos datos serían unos 640 extremeños los que se embarcaron en Gibraltar, ojo unos a Hawái y otros a Brasil. Pero hay que tener en cuenta también a los que viajaban de forma clandestina, que fueron muchos. Nosotros estamos comparando censos de población de Jarandilla y sabemos que oficialmente se fueron 66 personas, pero estamos convencidos de que fueron muchos más. Gibraltar es un puerto extranjero y los controles de documentación eran más fáciles de evitar. Aparte de la emigración clandestina, en 1920, después de la 1ª Guerra Mundial, se observa una importante afluencia de emigrantes de los pueblos cuyos familiares ya habían emigrado a EE.UU. Tengo confirmado que entraban por la isla de Ellis (Nueva York) y luego cruzaban el país para ir a California. Este efecto llamada es otro camino de investigación. Por tanto, son muchos más de 640”.

¿Con respecto a La Vera, sabemos cuántas personas más o menos emigraron?

“Aún no podemos establecer cifras concretas. Salieron unos 66 jarandillanos pero, como te comentaba anteriormente, fueron más. También se fue gente de Madrigal, de Villanueva más de 40, también de Losar, de Jaraíz. Lo que sí está claro es que La Vera y el Valle del Alagón fueron las dos comarcas más importantes de emigración a Hawái. A nivel de municipio fue Guijo de Galisteo el que más población aportó a este movimiento migratorio”.

¿Por qué se fue la gente a Hawái?

“Los americanos querían llevar a Hawái trabajadores de raza blanca porque consideraban que había demasiados japoneses y chinos. Acudieron a Italia, llevaron rusos y también se fijaron en España. Los dueños de las plantaciones de caña de azúcar contrataron campañas con navieras británicas para captar y transportar jornaleros. Fueron por los pueblos porque es donde era más fácil convencer a la gente. Publicaron panfletos de publicidad ofreciendo dólares en oro, casa en propiedad, etc. pero luego todo era mentira. Pero, ojo, no se fueron lo más pobres ya que los viajes en esa época no tienen nada que ver con los de ahora. A lo mejor tenían que esperar un año en Gibraltar hasta poder embarcar y esa gente tenía que subsistir. Por otra parte, las condiciones de las travesías eran infrahumanas. Del primer barco, el SS Heliópolis que salió en 1907, más de mil personas se bajan por las condiciones insoportables. Unos decidieron volver a sus pueblos y otros decidieron irse a Brasil. Precisamente el padre de Aurea, la abuela de la jarandillana Ana Rodríguez que colabora con nosotros en este proyecto, decidió volver al pueblo. Los barcos salían de Cardiff, Reino Unido, pasaban por Portugal, llegaban a Gibraltar y de ahí a EE.UU. Solo hacían otra parada, en Punta Arena, Chile. Allí muchos se bajaron. Después los barcos pasaban el estrecho de Magallanes y cruzaban El Pacifico hasta Hawái”.

¿Y cuando llegaban a Hawái, qué pasaba?

“Les distribuían por las plantaciones, que cada una estaba a cargo de un capataz. Recordemos que la esclavitud se abolió en EE.UU en 1865, es decir que tampoco había pasado mucho tiempo y la mentalidad seguía siendo la de usar el látigo. Tuvieron que pasarlo fatal y la mayoría terminaron en California, fundamentalmente en San Francisco que estaba a una semana en barco de Hawái. Allí, poco a poco, comenzaron a prosperar”.

¿Qué habéis averiguado hasta ahora de la vida de estos Extremeños ya en California?

“Hemos averiguado que en Oakland se casaron muchos extremeños. En general los españoles se casaron entre ellos y con portugueses, hubo mucha endogamia. Yo tengo árboles genealógicos de 400 personas y todos están relacionados entre ellos. Casados unos con otros. Hemos averiguado otras cosas curiosas como es el hecho de que descendientes de emigrantes de Guijo de Galisteo conservan palabras del habla asturleonesa que es un habla característica de Guijo (dicen “perru” “liebri”, etc)”.

Árboles genealógicos

La investigación en torno a los extremeños que emigraron a Hawái está a punto de convertirse en un proyecto oficial de la Universidad de Extremadura. Hasta el momento el equipo de esta iniciativa está compuesto por Manuel Trinidad, Francisco Rodríguez, profesor de la Facultad de Educación de la Universidad de Extremadura, Sergio Riesco, profesor de la Universidad Complutense de Madrid, la empresaria Ana Rodríguez de Jarandilla (la dueña de la única tienda de muebles que hay en el pueblo) y la canadiense afincada en Jarandilla Nicole María Plante.

¿En qué punto está el proyecto?

“Estamos creado los árboles genealógicos de los emigrantes extremeños, tanto de ascendientes como de descendientes. Esto es la base del proyecto. Hemos investigado en bases de datos genealógicas, como Ancestry, Myheritage, etc. que nos han permitido contactar con ciudadanos americanos que ya han hecho su árbol genealógico. Cuando termine esta primera fase de elaborar los árboles, vamos a impartir una serie de charlas en los pueblos donde hubo más emigrantes, Jarandilla por ejemplo. Esas charlas nos van a servir para contactar con familiares y recopilar fotos, cartas, objetos, etc. y ahí viene la parte más importante que son las entrevistas con informantes clave que han tenido contacto con los americanos, entrevistas de historias de vida con familiares. Es lo más apasionante y complicado. Finalmente tenemos que divulgar, para ello queremos montar exposiciones, realizar un documental, hacer un congreso y propiciar que vengan descendientes de eso extremeños olvidados. Incluso generar un reclamo turístico”.

¿Tenéis un nombre para el proyecto y una fecha concreta para presentarlo oficialmente?

“A mí me gusta mucho el nombre de Proyecto Harpalión porque en ese barco viajaron muchos extremeños y llegó a puerto días después del hundimiento del Titanic. La primera comunicación oficial que hagamos será el 19 de marzo en el “I Congreso Internacional Relaciones entre Europa, América Latina y El Caribe: un espacio de encuentro” que tendrá lugar en Guadalupe (Cáceres). Está organizado por la Academia Europea de la Fundación Yuste. Será una pequeña charla titulada Inmigrantes más invisibles. Emigrantes Extremeños a Estados Unidos”.

Club Universo Extremeño

En 2019 creas la Asociación Club Universo Extremeño ¿con qué objetivo?

“El objetivo fundamental es establecer o fortalecer los vínculos de los extremeños y sus descendientes con Extremadura. Queremos atraer a esos descendientes porque Extremadura los necesita. El proyecto Hawái o Harpalión es una línea de trabajo pero también estamos trabajando en otro proyecto con la Cámara de Comercio de Cáceres para atraer pobladores mediante espacios de coworking, coliving y cohousing. Y, por supuesto, dar nuestro apoyo a los centros extremeños que hay por todo el mundo y que han luchado mucho por mantener la llama viva. Actualmente hay 110 centros extremeños en todo el mundo, pero quizás hay menos porque tenemos contrastado que en Argentina han cerrado cinco. Por tanto habría que actualizar esos datos. Pero los más numerosos son los centros de Madrid, Cataluña y País Vasco”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s